Por el fin de las carreras de galgos

 

Se aprobó en el Senado de la Nación la Ley de Prohibición de Carreras de Perros en la República Argentina, obteniendo de ese modo MEDIA SANCIÓN, el día Miércoles 29 de Julio de 2015.- ((Link: Parlamentario)) 

Proyecto de Ley, Senadora Magdalena Odarda

► Nuevamente necesitamos de la ayuda de todos ustedes para solicitar el voto positivo de la Ley, firmando la siguiente petición dirigida a los Diputados Nacionales que integran la Comisión de Legislación Penal y la Comisión de Justicia.

► Por este motivo la petición fue modificada, ya que en un principio habíamos realizado el petitorio dirigido a la Gobernación de Córdoba, hace 1 año y medio atrás, pero ahora las acciones cambiaron, y de APROBARSE la LEY NACIONAL de PROHIBICIÓN de CARRERAS de GALGOS no seria necesaria una Ley Provincial porque en La ley Nacional quedaría tipificado el delito dentro del Código Penal, y de incurrir su cumplimiento, las sanciones tendrían incidencia sobre todo el territorio de la República Argentina. De allí la importancia de que se apruebe dicha ley.

► Pedimos este ultimo esfuerzo para lograrlo, firmando y difundiendo esta petición, donde todos estamos de acuerdo en la lucha contra la atrocidad y explotación que implican las carreras en Argentina.

Hay miles de galgos en Argentina que son o fueron explotados. Estos dóciles perros nacen con una virtud -la velocidad- que termina siendo su mayor condena en manos de hombres inescrupulosos. Los galgos son drogados para cada carrera, sin importar las consecuencias fatales que ello conlleva. En su vida de explotación sufren todo tipo de carencias y reciben los peores abusos: viven hacinados en jaulas diminutas, son atados para realizar montas forzadas por la cría indiscriminada de la raza, son privados de sus necesidades afectivas, los transportan en baúles o cajas, etc. En sus “entrenamientos” reciben estimulación eléctrica, castigos con látigos, entrenamientos sádicos, perversos y sin descanso.-

Su “vida útil” es de poco menos de 3 años. Después de un tiempo de competir quedan completamente destrozados. “Si un perro no gana, se lo descarta” por eso la mayoría son abandonados o sacrificados, porque para sus explotadores, los galgueros, les generan un gasto innecesario. Cuando algunos de ellos son rescatados los encontramos en las peores condiciones: desnutridos, quebrados, mutilados, golpeados y hasta tirados en zanjas agonizando. Pero no todos tiene la suerte de ser salvados a tiempo.

Detrás de las carreras de galgos hay todo tipo de negocios ilegales: Cuanto mayor es el negocio, mayor también la crueldad, y menor el respeto hacia la vida animal, por eso llego el momento de dar batalla a esta industria cruel. Pedimos tu apoyo para terminar con la explotación y la crueldad contra los galgos. No pararemos hasta que el último galgo este a salvo en nuestro país. Vos podes ser el puente hacia esa salvación.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬
◘ FB: Proyecto Galgo Argentina
◘ TW: @proyectogalgoar
▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

Clickeando la imágen o el siguiente link se puede firmar, por favor, difundan así llegamos a juntar las firmas necesarias para terminar definitivamente con esta tortura en la Argentina. Seamos un país civilizado, comencemos a demostrar que queremos realmente cambiar.

BASTA DE CARRERAS DE GALGOS EN LA ARGENTINA

 

Erradicar el maltrato animal

 

Erradicar el maltrato animal

“Sufre, luego importa”, razones éticas para erradicar el maltrato animal

Los filósofos Francisco Lara y Olga Campos plantean lecciones prácticas de humildad hacia esos seres que comparten con los humanos el planeta

Así ha quedado Caitlyn tras sufrir el maltrato de su dueño Charleston Animal Society

    • Madrid. (EFE).- El maltrato que infligimos a los animales tiene una parte de antropocentrismo y otra de injusticia, según exponen los filósofos Francisco Lara y Olga Campos en su libro “Sufren, luego importan, reflexiones éticas sobre los animales”, donde demuestran que ellos, como nosotros, también sufren.

El doctor en Filosofía por la Universidad de Granada y profesor titular en el Departamento de Filosofía Moral, Francisco Lara, y la investigadora en el área de Filosofía Moral del Departamento de Filosofía en la misma Universidad, Olga Campos, acaban de publicar el libro “Sufre, luego importa (Reflexiones éticas sobre los animales)” y han explicado sus investigaciones.

En el libro encontramos un compendio de razones éticas por las que el ser humano debería plantearse el trato que dispensa a los animales, razones filosóficas que resultan lecciones prácticas de humildad hacia esos otros seres que comparten con nosotros el planeta, y así evitar caer en el antropocentrismo, idea por la que el hombre se considera superior a todas las especies.

Para estos dos investigadores, en muchos animales se encuentra una similitud fisiológica con respecto a los rasgos considerados relevantes para sentir dolor muy parecidos a los de los seres humanos.

“De hecho, el desarrollo de muchas especies y el nuestro

propio fueron paralelos hasta el punto de que nuestra historia evolutiva divergió cuando estuvieron formados los rasgos centrales de nuestro sistema nervioso”, explica Campos.

“Además, se ha constatado – añade la investigadora- que los demás vertebrados poseen los mismos centros responsables del placer y del dolor que los humanos. Y encontramos también muchas similitudes con respecto a los mecanismos biológicos inhibidores del dolor, como la segregación de sertonina y endorfinas”.

Para estos filósofos, los animales sienten el dolor aunque no tengan un lenguaje como el nuestro para comunicarlo, “igual que los bebés y los niños pequeños. Los indicios que nos llevan a afirmar la conciencia del dolor en el caso de humanos carentes de lenguaje son igualmente identificables en la mayoría de animales no humanos”.

“Además, si nos percatamos de la conexión entre el éxito de las estrategias de supervivencia y la posibilidad de experimentar el dolor, comprobamos que la teoría de la evolución respalda la idea de la conciencia animal”, argumentó Campos.

Ambos investigadores subrayaron la importancia que tiene psicológicamente ese sufrimiento por el que, aseguraron, un dolor continuado provocará también en su caso estados mentales desagradables como ansiedad, estrés o depresión.

Se trata de “un sufrimiento que, al margen del dolor, también puede generarse por las condiciones de vida que hemos establecido para los animales destinados a alimentación, los que se encuentran en zoológicos, en circos o en cualquier situación de confinamiento”, indicó Campos.

Según los filósofos, la mayoría de las personas a las que preguntáramos sobre la capacidad de sufrir de los animales responderían reconociendo que los animales no son máquinas sino que son capaces de sentir y padecer.

“Se han hecho estudios que revelan una indignación y sensibilidad generalizada ante los actuales métodos de producción intensiva utilizados para abastecer las demandas de carne y pescado. La paradoja es que el cuestionamiento de tales prácticas no va acompañado de la decisión de prescindir del consumo de animales”, se lamentó Campos.

Lara y Campos aseguraron que es cierto que con relación a muchos ámbitos hay una desinformación del alcance real del maltrato que sufren los animales, pero también lo es que “la comodidad suele pesar más que el sentido de la justicia”.

Para los dos investigadores, tradicionalmente se han obviado las capacidades reales de los animales relegando la explicación de sus acciones a una cuestión de mero instinto. Esto, según Campos, obedece a un paradigma científico igualmente antropocéntrico, donde la racionalidad es territorio exclusivo de los humanos.

Lara y Campos concluyeron con un argumento definitivo que revela el sentido de su estudio: “Más allá del nivel de racionalidad, lo que de verdad resulta intuitivamente justo es preocuparse por todo aquel que pueda sufrir, sabiendo que esta experiencia es realmente muy básica y que no requiere de complejos mecanismos mentales para tenerla”.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/vida/20150730/54434237743/sufre-luego-importa-razones-eticas-para-erradicar-el-maltrato-animal.html#ixzz3hUwEqRXX

Broken, la gata maltratada

 

Broken, la gata maltratada

BROKEN, LA GATA MALTRATADA POR UNOS NIÑOS CUYA HISTORIA HA REVOLUCIONADO LAS REDES SOCIALES

Broken, la gata maltratada

Con apenas dos meses, esta gatita ya ha sufrido demasiado. Broken y sus hermanos formaron parte de la cruel diversión de unos niños que les usaron como balón para jugar. Broken, la única superviviente al macrabo recreo de este grupo de pequeños psicópatas, tuvo que ser intervenida de urgencia de una abdominoplastia y una rotura de fémur.

 Madrid, a 12 de junio de 2015. Un día cualquiera, en un parque cualquiera, de una ciudad cualquiera, pero no de un país cualquiera, sino de España, un grupo de niños se disponen a disfrutar una tarde de junio. Ese mismo día, en ese mismo parque, en esa misma ciudad de España, una camada de gatos se dispone a jugar, a corretear, a olisquear… Ambos grupos, no tan diferentes entre ellos, coinciden en espacio y tiempo. Lo esperable, lo natural, sería que el grupo de niños humanos demostraran cierta empatía por este grupo de cachorros de gatos, que los observaran, los acariciaran… La biofilia es un sentido innato que las especies inteligentes tenemos, un sentido que nos conexiona con la naturaleza y con otras formas de vida.

Pero cuando lo que sucede es que ese grupo de humanos decide usarles como balón en su “campo de juego de los horrores” y ser capaces de dar patadas hasta la muerte a unos indefensos seres vivos ¿qué está sucediendo? Una mujer llegó a tiempo de salvar a Broken, pero el resto de sus hermanos yacían muertos. Broken fue derivada al Centro Veterinario Mascotero de Rivas, donde tuvo que ser intervenida de

urgencias. Lo que en un principio parecía una simple hernia resultó ser una rotura completa de su pared abdominal. Según Carlos Rodríguez, el veterinario que la ha intervenido y Presidente de Mascoteros Solidarios, en sus 30 años de profesión y cientos de cirugías a sus espaldas nunca había visto una rotura completa de la pared abdominal. Además Broken tenía una fractura de fémur.broken3

Ante tal atrocidad, Carlos Rodríguez, como realiza con otros casos, decide realizar un vídeopara dar a conocer su historia y publicarlo en su página de Facebook y su cuenta de Twitter. Es entonces cuando caso de Broken irrumpe en la vida de la gente y en las redes sociales. En 24 horas había superado las 7.700.000 personas alcanzadas, 2.600.000 reproducciones, los casi 120.000 compartidos, casi 63.000 “me gusta” y casi 10.000 comentarios. En estos momentos supera los 3.617.000 de reproducciones, ha sido compartido 148.035 veces y tiene 11.404 comentarios. Estos datos, sólo comparables con los vídeos más virales de Facebook, no se corresponden a un vídeo de Rihanna ni tampoco al de un niño que muerde el dedo a otro, sino al de un animal maltratado.

Beatriz Ramos, de Mascoteros Solidarios, ha querido contarnos su opinión sobre lo ocurrido: “Es contradictorio encontrarte con situaciones como las de Broken. Las acciones de la gente joven es el espejo de lo que nos espera en el futuro, y mientras te encuentras con niños con una carencia total de empatía hacia otros seres vivos, por otro lado te Topas con Amanda, una niña de 9 años capaz de reflejar en un vídeo una sensibilidad y respeto absolutos hacia los animales. Te deja un sabor agridulce, por un lado una actuación de una extrema maldad y por otro lado la movilización de tantísimas buenas personas en contra de ella.

Los que trabajamos en la protección animal, sabemos de casos tan brutales como el de Broken a diario. No hay tanta diferencia con otros casos de maltrato, tampoco sabemos realmente decir por qué la historia de Broken se ha vuelto tan viral, por qué la de ella y no la de los otros tantos casos similares.

Por eso hacemos un llamamiento a toda esa gente que se ha volcado con Broken queriendo ayudar, queriendo adoptarla… Muchos animales como ella necesitan su ayuda, sea cual fuere su nombre, sea cual fuere la entidad de la que proceden.

Pero que el caso de Broken no sea un parche más al problema real: la ausencia de una educación basada en el respeto, la ausencia de una Ley de Protección Animal que les proteja. Exijamos a nuestros políticos medidas.”

Broken no es el primer caso de un animal maltratado a mano de unos niños y lamentablemente no será el último. El de esta gatita es uno más de los cientos maltratados por el ser humano, pero con ella se ha demostrado que los animales importan a mucha gente, que la mayoría rechaza el maltrato. Algo que debería hacer pensar a nuestros políticos, aquellos que prometen legislatura tras legislatura una Ley de Protección Animal que nunca llega.

 

 

 

29 de Abril-Día del Animal

 

 

dia del animal1

El Día del Animal comenzó a celebrarse, al menos en nuestro país, en 1908 . En aquel entonces, por inspiración de Clemente Onelli, entonces director del Jardín Zoológico, y del doctor Ignacio Lucas Albarracín , Presidente de la Sociedad Protectora de Animales , se festejaba cada 2 de abril, según informa el Ministerio Educación en sus efemérides.

 Foto: iStock
Albarración propulsó la Ley Nacional de Protección de los Animales.

Foto: iStock

El doctor Albarracín, además de ser uno de los fundadores de la Sociedad Argentina Protectora de Animales, es el que propuso y propulsó la Ley Nacional de Protección de Animales (N° 2786) en la que quedaba establecido, por primera vez en la historia argentina, la obligatoriedad de brindar protección a los animales, de manera de impedir su maltrato y su caza .

m/image/fget/cf/620/0/images.terra.com/2015/04/28/439px-ignaciolucasalbarracin.jpg" media="(min-width:1024px)" /> Foto: Wikicommons
Dr. Ignacio Lucas Albarracín fue abogado y creador del Día del animal.

Foto: Wikicommons

El 29 de abril de 1926 , Albarracín falleció, a los 75, de un paro cardíaco. Es por eso que, en su homenaje, el Día del Animal comenzó a celebrarse con la fecha que actualmente conocemos.

A diferencia de nuestro país, en el resto del mundo se celebra cada 4 de octubre. El propósito central de esta fecha es recordar la importancia de las otras especies animales con quienes compartimos el planeta, quienes las más de las veces son víctimas de nuestro egoísmo,sadismo y crueldad.

 dia del animal