Osos polares y el deshielo de los polos

 

Osos polares y el deshielo de los polos

Otra foto de un oso polar estremece al mundo

Imagen de oso polar estremece al mundo. (Paul Nicklen)
Una segunda imagen muestra devastadoras consecuencias del cambio climático sobre los osos polares.

Paul Nicklen, fotógrafo y biólogo en National Geographic,captó sin vida a este ejemplar que evidencia varios días sin adecuada alimentación.

Hace pocos días, una primera foto mostraba a un oso polar caminando sobre una pequeña capa de hielo con evidencia de desnutrición.

Esta fotografía ha generado preocupación a nivel mundial por las consecuencias del cambio climático.
Esta fotografía ha generado preocupación a nivel mundial por las consecuencias del cambio climático.
La organización “Polar Bear International” afirma quequedan menos de 25 mil osos polares salvajes. En el Mar de Beaufort en el Ártico, la población disminuyó un 40% entre el 2001 y el 2010.

Científicos investigan cambios conductuales en los osos polares por efecto de cambio climático. Cazar delfines y guardar sobras bajo el hielo son algunas de las nuevas conductas observadas recientemente en estos animales.

Otras especies afectadas

El deshielo también ha causado estragos en otras especies.Concentraciones de morsas han sido captadas ante la ausencia de capa de hielo en Alaska.

Foto de Defensa Animal.
Foto de Defensa Animal.

mapache mamá enseña a su hijo a trepar

 

Una mapache mamá enseña a su hijo a trepar

Ternura animal: una mapache mamá enseña a su hijo a trepar

El pequeño animal debe aprender a dar sus primeros pasos en el tronco de un árbol. El episodio fue registrado en una filmación. Miralo

Una mapache madre enseña a su cría a trepar a un árbol. El pequeño evade el entrenamiento pero finalmente logra subir por el tronco sin ayuda.

Mirá el video de e

ste tierno momento que nos ofrece la naturaleza.

 

 

 

fuente: http://9ahora.com.ar/2015/06/viral/ternura-animal-una-mapache-mama-ensena-a-su-hijo-a-trepar/

Galgos: El estigma de una raza maltratada

 

Galgos: El estigma de una raza maltratada por una minoría

El estigma de una raza maltratada por una minoría

Penny no llegaba al año y en ese tiempo ya había sufrido más que la ma

yoría de los perros en toda su vida. Era una galga con un pasado desconocido y un futuro incierto hasta que una asociación animalista la recogió y la llevó desde Sevilla a Barcelona. Cuando paseaba por la calle era frecuente que se fuera dando golpes con las paredes de los edificios o los postes de las aceras. Sus cuidadores decidieron averiguar qué producía tal comportamiento y el veterinario fue claro en los motivos: la perra tenía perdigones en los ojos. Y más de setenta fragmentos que se repartían entre su pecho, cuello y cabeza, según mostraron las radiografías. Al parecer, alguna de las jornadas de caza en tierras andaluzas en las que participó la galga debió de terminar con un disparo que casi acaba con el animal.

Ahora vive como un perro normal, alejado de las armas y de los cartuchos. «No dirías que está llena de perdigones, pero le tocas la cabeza o el cuello y los notas», afirma Alicia Burton, una pontevedresa asentada en Barcelona que desde hace medio año acoge a Penny en su casa. «Como el ojo derecho le dolía mucho, la operaron y se lo quitaron. Y también debido a los perdigones, en el izquierdo tiene una catarata de la que la tienen que operar para que no se quede ciega. Al menos, el veterinario me dijo que las concentraciones de plomo en el cuerpo de Penny son pequeñas y que no son un riesgo. Además, cuando me la trajeron tenía un poco de ansiedad por la separación y terminaba orinándose, pero ya ha perdido el miedo, es bastante sociable y come como una lima», relata la dueña.

La situación del can ha terminado dignificándose, pero ello no borra el pasado que vivió: «Cuando la conoces, piensas cómo una persona pudo hacerle tal cosa. Es muy inhumano y Penny es un animal que antes de hacerte daño se deja matar», comenta Alicia.

Penny tuvo la suerte de que Anna Clements la encontrara. Esta británica fundó en Esplugues (Barcelona), junto a su marido Albert Sordé, la organización SOS Galgos hace ya quince años. Ante el abundante número de ejemplares de este tipo de canes que eran utilizados y abandonados, decidieron dedicar parte de su tiempo y de sus recursos a cambiar esta realidad. «El galgo es un animal adiestrado por el hombre hace 5.000 años. Y aunque el problema actual se deba a una minoría de la población, en la Edad Media los galgos estaban mejor cuidados que ahora. Particularmente, ayudar a estos animales es una especie de recompensa personal», explica la amante de los galgos.

La historia de su organización nació con el cierre del canódromo de Barcelona en 1999, lo que dejó a más de 700 galgos irlandeses en una situación de desamparo. «Estos perros también tenían muy mala vida. Había muchas negligencias, recibían poca atención veterinaria y se aplicaba un control cero en el tema del dopaje. Aquellos animales pasaban frío en invierno y calor en verano», recuerda la directora de SOS Galgos. A partir de entonces, la lluvia de llamadas que avisan de galgos abandonados en carreteras o pozos son una constante, y las casas de acogida se quedan pequeñas ante tal número de peticiones. «Hemos dado en adopción más de 2.500 galgos, pero no es nada en comparación con la cifra de abandonos durante estos años», reconoce Clements. Pero ahora el principal riesgo no son las carreras, sino la caza. Sin embargo, el problema no se soluciona con una intervención a posteriori, hay que atajarlo en su origen. Por ello, su labor, como la de tantas otras ONG españolas que velan por mejorar la protección de una raza especialmente lacrada, también se orienta a cambiar la mentalidad social y la legislación. Porque España es el único país europeo que permite la caza con galgos. Y en algunas regiones este hecho da lugar a un entrenamiento consistente en atar estos animales a la parte trasera de un coche para que aumenten su velocidad, lo que termina provocándoles lesiones y quemaduras.

Mientras, la ley de caza de Castilla-La Mancha permite disparar a los perros y gatos que se encuentren dentro de un coto.

«El Gobierno debe poner medidas para que se sepa quién maltrata y abandona a su galgo obligando a implantar los chips identificativos», reclama la animalista como una de las medidas más urgentes. Hace dos años, SOS Galgos y demás ONG presentaron una serie de propuestas ante el Congreso, pero éstas quedaron «en el limbo». En su próxima acción tienen puestas mayores esperanzas: llevarán a la ONU y al Congreso una recogida de firmas iniciada por SPCA International, la cual cuenta por el momento con más de 69.000 apoyos, en defensa de los galgos. Y así, como apunta Clements, conseguir que la cita de Gandhi que sentencia que «un país se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales» no sea olvidada.

Fuente:  El estigma de una raza maltratada por una minoría  http://www.larazon.es/el-estigma-de-una-raza-maltratada-por-una-minoria-BC9985892#Ttt1L3ljjVlZiDa5

Broken, la gata maltratada

 

Broken, la gata maltratada

BROKEN, LA GATA MALTRATADA POR UNOS NIÑOS CUYA HISTORIA HA REVOLUCIONADO LAS REDES SOCIALES

Broken, la gata maltratada

="(max-width: 640px) 100vw, 640px" />

Con apenas dos meses, esta gatita ya ha sufrido demasiado. Broken y sus hermanos formaron parte de la cruel diversión de unos niños que les usaron como balón para jugar. Broken, la única superviviente al macrabo recreo de este grupo de pequeños psicópatas, tuvo que ser intervenida de urgencia de una abdominoplastia y una rotura de fémur.

 Madrid, a 12 de junio de 2015. Un día cualquiera, en un parque cualquiera, de una ciudad cualquiera, pero no de un país cualquiera, sino de España, un grupo de niños se disponen a disfrutar una tarde de junio. Ese mismo día, en ese mismo parque, en esa misma ciudad de España, una camada de gatos se dispone a jugar, a corretear, a olisquear… Ambos grupos, no tan diferentes entre ellos, coinciden en espacio y tiempo. Lo esperable, lo natural, sería que el grupo de niños humanos demostraran cierta empatía por este grupo de cachorros de gatos, que los observaran, los acariciaran… La biofilia es un sentido innato que las especies inteligentes tenemos, un sentido que nos conexiona con la naturaleza y con otras formas de vida.

Pero cuando lo que sucede es que ese grupo de humanos decide usarles como balón en su “campo de juego de los horrores” y ser capaces de dar patadas hasta la muerte a unos indefensos seres vivos ¿qué está sucediendo? Una mujer llegó a tiempo de salvar a Broken, pero el resto de sus hermanos yacían muertos. Broken fue derivada al Centro Veterinario Mascotero de Rivas, donde tuvo que ser intervenida de urgencias. Lo que en un principio parecía una simple hernia resultó ser una rotura completa de su pared abdominal. Según Carlos Rodríguez, el veterinario que la ha intervenido y Presidente de Mascoteros Solidarios, en sus 30 años de profesión y cientos de cirugías a sus espaldas nunca había visto una rotura completa de la pared abdominal. Además Broken tenía una fractura de fémur.broken3

Ante tal atrocidad, Carlos Rodríguez, como realiza con otros casos, decide realizar un vídeopara dar a conocer su historia y publicarlo en su página de Facebook y su cuenta de Twitter. Es entonces cuando caso de Broken irrumpe en la vida de la gente y en las redes sociales. En 24 horas había superado las 7.700.000 personas alcanzadas, 2.600.000 reproducciones, los casi 120.000 compartidos, casi 63.000 “me gusta” y casi 10.000 comentarios. En estos momentos supera los 3.617.000 de reproducciones, ha sido compartido 148.035 veces y tiene 11.404 comentarios. Estos datos, sólo comparables con los vídeos más virales de Facebook, no se corresponden a un vídeo de Rihanna ni tampoco al de un niño que muerde el dedo a otro, sino al de un animal maltratado.

Beatriz Ramos, de Mascoteros Solidarios, ha querido contarnos su opinión sobre lo ocurrido: “Es contradictorio encontrarte con situaciones como las de Broken. Las acciones de la gente joven es el espejo de lo que nos espera en el futuro, y mientras te encuentras con niños con una carencia total de empatía hacia otros seres vivos, por otro lado te Topas con Amanda, una niña de 9 años capaz de reflejar en un vídeo una sensibilidad y respeto absolutos hacia los animales. Te deja un sabor agridulce, por un lado una actuación de una extrema maldad y por otro lado la movilización de tantísimas buenas personas en contra de ella.

Los que trabajamos en la protección animal, sabemos de casos tan brutales como el de Broken a diario. No hay tanta diferencia con otros casos de maltrato, tampoco sabemos realmente decir por qué la historia de Broken se ha vuelto tan viral, por qué la de ella y no la de los otros tantos casos similares.

Por eso hacemos un llamamiento a toda esa gente que se ha volcado con Broken queriendo ayudar, queriendo adoptarla… Muchos animales como ella necesitan su ayuda, sea cual fuere su nombre, sea cual fuere la entidad de la que proceden.

Pero que el caso de Broken no sea un parche más al problema real: la ausencia de una educación basada en el respeto, la ausencia de una Ley de Protección Animal que les proteja. Exijamos a nuestros políticos medidas.”

Broken no es el primer caso de un animal maltratado a mano de unos niños y lamentablemente no será el último. El de esta gatita es uno más de los cientos maltratados por el ser humano, pero con ella se ha demostrado que los animales importan a mucha gente, que la mayoría rechaza el maltrato. Algo que debería hacer pensar a nuestros políticos, aquellos que prometen legislatura tras legislatura una Ley de Protección Animal que nunca llega.