La sepia disfrazada de hembra

 

Muchas especies del reino animal ponen grandes esfuerzos en la conquista reproductiva. Los machos a menudo tienen que luchar, competir o exhibirse con otros machos para poder conquistar a la hembra.

Se ha grabado el comportamiento de una sepia que utiliza una gran táctica. Mientras otros machos se pelean este ejemplar utiliza la capacidad de las sepias de cambiar su aspecto y simula físicamente ser una hembra; para poder evitar la violencia de los machos y así mientras acercarse a las hembras y fecundarlas.

Visto en xatakaciencia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *